damas de compaƱia

El beneficio de las bolas chinas

damas de compaƱia

Sin duda alguna el contratar un dama de compaƱƭa, nos ayuda a cumplir nuestras fantasƭas sexuales, y nos ayudan a tener mƔs experiencia sexual por ello es importante que sepas sobre algunos juegos sexuales como son las bolas chinas, si tienes curiosidad de que se trata, bueno sigue leyendo.

AĆŗn a dĆ­a de hoy los juguetes sexuales suelen suscitar cierto recelo, ya que tendemos a pensar que su Ćŗnico fin es proporcionarnos mĆ”s placer durante las relaciones sexuales, o al menos hacer de ellas un momento mĆ”s intenso, y aunque ese es su principal objetivo, lo cierto es que hay ciertos juguetes erĆ³ticos que tienen mĆ”s usos fuera de la cama que dentro, asĆ­ como lo lees y un ejemplo clave de ello son las bolas chinas, dos pequeƱos accesorios que, entre otras cosas, nos pueden ayudar a fortalecer el suelo pĆ©lvico. Y no creas que esto es una novedad, pues estas bolas, tambiĆ©n conocidas como ben wa o bolas de geisha, se utilizan desde hace siglos. Se cree que antiguamente las mujeres (especialmente las geishas, en JapĆ³n) las usaban para alcanzar el orgasmo.

CĆ³mo usar las bolas chinas

Antes de ir al grano, conviene preguntarse: Āæpara quĆ© se utilizan las bolas chinas? Como hemos comentado ya, suelen tener una funciĆ³n terapĆ©utica. Se suelen utilizar para fortalecer el suelo pĆ©lvico, que es el conjunto de mĆŗsculos y ligamentos que sostienen la vejiga, la uretra, el Ćŗtero, la vagina y el recto. El suelo pĆ©lvico puede verse debilitado tras un parto, por ejemplo, o simplemente por el paso del tiempo. Un suelo pĆ©lvico fuerte puede evitar la incontinencia urinaria, mejorar la lubricaciĆ³n, evitar el riesgo de prolapso y, en general, nos hace disfrutar mĆ”s del sexo.

ĀæCĆ³mo usar las bolas chinas? En realidad el mecanismo es muy sencillo: basta con introducirlas en la vagina, aunque hay que tener en cuenta que al principio pueden resultar molestas, por lo que es importante introducirlas con la ayuda de un lubricante. Su colocaciĆ³n es Ā«similarĀ» a la de un tampĆ³n: por fuera debemos dejar el cordĆ³n que nos permitirĆ” extraerlas despuĆ©s.

Una vez dentro, la clave es moverse con ellas (pasear, salir a comprar, realizar con ellas ejercicios de Kegel) pues esto harĆ” que el pequeƱo peso que lleva cada una de las bolas en su interior choque contra ellas y se produzca en nuestro suelo pĆ©lvico una contracciĆ³n, el conjunto de contracciones serĆ” lo que poco a poco fortaleza los mĆŗsculos, al principio, las bolas se suelen poner unos 15 – 20 minutos y unos tres dĆ­as por semana.

Asƭ que es un buen mƩtodo para llegar al orgasmo y volver fuerte la pared pelvica.

Tiempo de un baile sensualscortdfdamas de compaƱiaĀ”Hay un detalle que debe cuidarse siempre!
Call Now Button
WhatsApp MƔndanos WhatsApp