damas de compañia en el df

Aprende hacer sexo oral para ella

damas de compañia en el df

Existen diversas formas de poder dar placer por ello es importante que puedas aprender a realizar cada una de ellas, como lo es el sexo oral, y sin duda quienes mas saben de esto son las damas de compañia en el df, y si  tu quieres aprender más aquí te dejamos algunos consejos.

En realidad el sexo oral se conoce como cunnilingus, cunilingo o cunilingus, es una palabra que proviene del latín, y cuyo origen se divide en cunnus, por «vulva», y lingo por «lamer». Dicho así casi suena hasta aburrido, ¿no crees? Pero es la práctica del sexo oral donde se lame, chupa, mordisquea, ya sea con la lengua o los labios, tanto el clítoris, como la vulva y la vagina con diferentes intensidades, seguro que la cosa cambia.

El cunnilingus no es una técnica nueva, sino que se remonta a siglos atrás en la historia. Te contamos algunas curiosidades:

  • En la India ya se practicaba lo que ellos llaman «auparishtaka», como demuestran esculturas en diferentes templos de mujeres realizando sexo oral a otras personas con vulva.
  • En Japón, queda constancia del arte del sexo oral gracias a las ilustraciones eróticas conocidas como «Shunga, datadas a partir del S. XVII.
  • Pero sin duda, el caso que más nos llama la atención es el de China con su emperatriz Wu Zetian. Las malas lenguas dicen que durante su reinado (690 al 705 d.C.) redactó un decreto por el que todos los visitantes importantes de su imperio debían rendir sus respetos efectuándole un cunnilingus.
  • escortdf

Debes de saber que cada cuerpo es único y no hay regalas generales para poder practicarlo pero te dejaremos algunos consejos:

1.-Elige el momento y lugar adecuado: El  mejor momento para los dos, preferiblemente sin prisas, y en un entorno que sea adecuado. Es muy importante que ambos estén relajados y que se dediquen únicamente el uno al otro. Pensa que cada persona necesitará de un tiempo, unos ritmos y diferentes estímulos en cada caso.

A veces el sexo oral puede formar parte de los preliminares, pero también podéis disfrutarlo como una relación sexual completa por sí misma.

2.-Hazle esperar: Si tienes el control de la situación, hazte de rogar (pero sin pasarte). Recréate en ella, ve bajando poco a poco, recuerda que existen un montón de zonas erógenas que están deseando ser estimuladas: empieza por los lóbulos de las orejas y ve bajando hacia el cuello, el pecho, el ombligo, entre sus muslos.

3.-No vayas directamente al grano: ya sabes qué zona es la que buscamos estimular mediante el cunnilingus, pero eso no quiere decir que  vayas al clítoris directamente. Si ya has hecho el camino hasta bajar, sigue caldeando el ambiente y aprieta el botón de pausa tantas veces como sea necesario.

Una vez hayas llegado a la zona de la vulva, comienza acariciando y lamiendo las zonas alrededor del clítoris, jugando con sus labios mayores, acariciando los labios menores con tu lengua.

4.-Lubricación: Aunque estemos hablando de sexo oral y deba haber saliva de por medio, a veces no será suficiente. Nunca viene mal una ayuda extra de lubricación que hará que tanto tu lengua como tus dedos se desplacen con mayor facilidad y sea todo más fácil y placentero para ambos.

5.-Hay vida más allá del clítoris: Ya sabes que el clítoris es el botón directo a la felicidad, pero nos gusta recalcar que hay vida más allá de él. Ya le has dedicado tiempo a sus labios menores, su vagina, pero no olvides estimular a la vez zonas más alejadas que también requieren de tu atención: sus pechos, su boca, la zona anal, puedes incluso invitar a que ella acaricie esas otras zonas usando sus propias manos.

Te dejamos algunos errores para que de esta manera puedas evitarlo y hacer más placentero todo.

 

  • Ir directamente al grano: Hay personas que necesitan un poco más de ayuda extra para estar excitadas, quizá aún no esté preparada cuando hayas decidido bajar, así que tenlo muy en cuenta y dedica tiempo y especial cariño al resto de zonas erógenas que te vayas encontrando por el camino para poneros en situación.
  • Obsesionarse con una zona concreta: Todos sabemos que el clítoris es la joya de la corona, pero también es una zona altamente sensible. Hay vida más allá de él, te lo aseguramos.
  • No pedir indicaciones.:Aunque no lo creas, es normal sentirse perdido ahí abajo. No es tu sexo, y si eres principiante o no conoces los gustos de tu compañera es normal que necesites pedir un poco de ayuda. No te apures, preguntarle si está bien o si quiere que vayas un poco más rápido o más lento puede ser también un gesto muy tierno.
  • Potencia sin control:En este caso menos es más: no por poner la lengua más dura sin una buena técnica o un ritmo adecuado el placer va a ser mayor, sino todo lo contrario. El éxito está en el término medio: no queremos notar una lengua dura que sea molesta, pero tampoco queremos una lengua de trapo blanda que apenas consiga hacernos sentir.

 

 

Tipos de orgasmos sexualesdamas de conpañiadamas de conpañiaPosiciones que no puedes perderte
Call Now Button
WhatsApp Mándanos WhatsApp