Foreplay: para aumentar la excitación

Foreplay: para aumentar la excitación

scortdf

Si alguna vez has notado que tu pareja no está tan excitada o le falta mucho para llegar al clímax, tal vez sea porque se saltaron un paso muy importante a la hora de tener relaciones: el foreplay, también conocido como los preliminares.

Las chicas scortdf estamos conscientes de que tener un orgasmo, sobre todo en el caso de las mujeres, es algo complicado, ya que requiere de concentración, tiempo y mucha excitación.

Pero para eso mismo son los famosos preliminares, y aunque muchas personas los ignoras y se los saltan, son un apoyo increíble a la hora de encender y aumentar la pasión y el deseo sexual en las parejas. Si ya te quedaste picado y quieres saber más acerca de este tema, entonces este es tu día de suerte porque, a continuación, te diremos todo lo que necesitas conocer sobre el foreplay.

Tal vez hayas adivinado un poco a qué hacen alusión los preliminares con tan sólo escuchar su nombre, y es que estos juegos sexuales pueden definirse como todo lo que pasa antes de llegar a la penetración, es decir, no sólo cuentan los besos, las caricias, el sexo oral, los masajes eróticos y las miles de actividades que ocurren inmediatamente antes del coito; estos ejemplos son tan sólo la punta de lo que es el foreplay.

Para que te des una idea de lo que puedes hacer en tu próximo encuentro sexual, hemos preparado una guía con algunos ejemplos de preliminares para que ambos se exciten muchísimo y puedan llegar al orgasmo una vez que consumen el acto sexual. Toma nota.

  • Pura provocación

No hay nada más sexy que provocar y decir no. Puedes empezar acariciando poco a poco a tu pareja, tomándote tu tiempo para llegar a sus puntos o a las partes de su cuerpo claves. Haz que se acerque a besarte y, cuando esté a punto de hacerlo, aleja tus labios. Son torturas dulces que sólo harán que a tu pareja le den más y más ganas.

  • Toqueteos bajo la mesa

Imagínate que tu pareja y tú están en un restaurante cenando y entonces empiezas a acariciar su entrepierna con tu pie descalzo. Sin duda, será algo que lo tomará por sorpresa pero que le encantará, y si sigues con esas pequeñas provocaciones, sólo podrás esperar en el increíble sexo que tendrán cuando lleguen a casa.

 

 

  • Cine hot

Imagina esto: están en el cine preparándose para ver la película, tu pareja tiene las palomitas en sus piernas y mientras tomas un puño, «sin querer», las rozas descaradamente o, tal vez, alguno de sus pecho. Sabemos que esto los transportará directamente a la adolescencia, y ambos pasarán toda la película, imaginando o pensando en todo lo que harán una vez que regresen a casa.

  • Comida picante

La comida es un gran aliado a la hora de querer encender la pasión. Y más allá de la comida afrodisíaca, que también pueden utilizar, lo que les recomendamos es algo más sencillo: darle de comer a tu pareja de manera sugerente, pedirle que tome un trozo de chocolate o fresa directamente de tu boca.

Pueden hacer todos los juegos que se les ocurre con la comida, hasta que no puedan más y sea la hora del postre… pero en la cama.

  • Mensajes sugerentes

Las palabras son afrodisíacos naturales, y no hay nada mejor para aumentar la temperatura corporal como contarle qué le harás en cuanto llegué a casa, cómo la tomarás y lo excitado que estás. Y si notas que ella responde de igual forma a estos mensajes, entonces atrévete un poco más y mándale una foto un poco subida de tono. Ya verás que no tardará nada en regresar a casa.

  • Un baile pegadito

Seguramente has visto en las películas que cuando las parejas bailan, esto siempre los hace excitarse. Pues te decimos que eso es completamente verdad, así que la próxima vez que salgan de fiesta a una bar o antro, les recomendamos dejarse llevar por la música y bailar pegaditos. Sin duda, se excitarán muchísimo.

 

scortdf

 

  • Preliminares tradicionales

No podemos olvidar los preliminares tradicionales, esos que siempre vienen a nuestra mente:

  • Sexo oral: divertido, sexy, excitante y la puerta a orgasmos increíbles.
  • Caricias: por todo el cuerpo. Cara, cuello, hombros, pechos, abdomen, muslos… Tómate tu tiempo y verás cómo las ganas no paran de aumentar.
  • Mordiscos: cuello, orejas, labios, pezones… Descubre los puntos más sensibles de tu pareja y vuélvela loca.
  • Besos: nunca están de más, y es que los besos hacen de cualquier momento algo mucho más íntimo; así que no dejes de besar su boca, su cuello, sus pechos y todo su cuerpo.
  • Control: si hay un preliminar que les encanta a las parejas es experimentar un poco con el control, por ejemplo, atar a tu pareja a la cama y asegurarte de hacerla disfrutar sin que pueda hacer nada siempre es una increíble forma de aumentar la pasión.

 

About The Author

Escort
Call Now Button
WhatsApp Mándanos WhatsApp