Provocar un orgasmo de 30 minutos es posible, nosotras sabemos como

Provocar un orgasmo de 30 minutos es posible, nosotras sabemos como

Spa erótico df

Cuando mencionamos orgasmo, en palabras nos remonta a placer, satisfacción y clímax sexual; en sensaciones, nuestra mente fantasea, nuestro corazón se acelera, y nuestro estomago cosquillea.

Con tal de complacer al hombre durante el coito, la mujer actúa sensual, misteriosa, coquetea y hace todo lo necesario.

Pero ¿Qué sucede cuando una mujer gime? Expresarnos así es sinónimo de excitación ¡sí!, pero no precisamente significa que estemos experimentando un orgasmo y cuando logramos alcanzarlo durante el acto sexual, aunque sea por unos instantes, ¡contagia a su pareja!

Las mujeres de un spa erótico son capaces de guiarte hasta que ambos exploten de placer y satisfacción, pero si prefieres darte a la tarea de sacar a relucir tu masculinidad, entonces intenta provocar un orgasmo de 30 minutos, te decimos como.

El orgasmo femenino dura entre tres y 15 segundos y que se dé, tiene que ver con la masturbación, la temperatura, la presión y el movimiento de las manos (propias o ajenas) o de algún juguete sexual. Las mujeres, pueden experimentar multiorgásmos, es decir, tienen la capacidad de vivir varios orgasmos en un corto periodo de tiempo.

Un estudio realizado por  la bioneuróloga Patricia Taylor en 1995, comprobó que un orgasmo de 30 minutos, es posible si trabajamos en autoestimulación manual, estimulación manual por parte de la pareja, penetración y estimulación oral.

  • El truco esta entonces en estimular el clítoris dibujando movimientos circulares lentos y constantes alrededor con el dedo índice. La zona debe estar húmeda para que el contacto sea suave y placentero.
  • A partir de ahí la presión y el ritmo deben ir variando según el gusto de la mujer. Los expertos también hablan de ejercicios de suelo pélvico de Kegel, que incluyen apretar, sostener y liberar los mismos músculos que se utilizan para orinar. Así, si la zona está fortalecida, el cuerpo de la mujer —naturalmente—irá activando esos músculos para dar con el orgasmo.
  • A este cóctel de movimientos y de relajación hay que sumarle solamente un aspecto: una respiración muy profunda y constante. Vemos que la clave está en lograr un estado de relajación y concentración tal que las sensaciones se multipliquen en duración e intensidad, es decir, prácticamente un estado alterado de conciencia. 
  • Cuando el orgasmo comience a sentirse, hay que dejar de estimular el clítoris y pasar a acariciar las paredes vaginales internas: hacia dentro y hacia afuera o en círculos, lenta y constantemente, no con brusquedad. La vagina, después del primer clímax, irá a relajarse pero con la prolongación de las caricias vaginales internas aparecerá otra contracción y así otro orgasmo.

Quienes consiguen superar un tiempo de varios minutos indican que, para alargar el éxtasis hasta casi alcanzar la media hora, deben usarse ambas manos: una para estimular el clítoris y otra para la zona interna de la vagina

 

 

 

About The Author

Escort
Call Now Button
WhatsApp Mándanos WhatsApp