¡Hay un detalle que debe cuidarse siempre!

¡Hay un detalle que debe cuidarse siempre!

damas de compañia

Al momento de experimentar en la relaciones sexuales hay momentos en los que se nos olvida por completo los detalles por ello si quieres ser de las mejores damas de compañía checa estos consejos, en los que estamos seguros que sabrás como tratar mejor su pene y de esta manera no tengan quejas, y regresen más a menudo contigo.

Sabemos que existe una infinidad de tamaños y grosores, algunos son más sensibles que otros, pero sin duda el pene es una de las zonas erógenas del hombre por ello es importante tratarlo con delicadeza y evitar ciertas cosas así que presta atención a nuestra recomendación:

1.- No le tengas miedo: Ya se puede sonar muy absurdo pero a algunas mujeres tienen miedo de agarrar el pene porque creen que pueden hacerle daño o incluso por vergüenza que prefieren, simplemente, tocarlo por encima, pues bien, aunque hay que tener cuidado, ¡puedes tocarlo y jugar con él apasionadamente!, recuerda que la confianza en ti misma es importante para mantener relaciones sexuales satisfactorias. Así que toma su pene con confianza y sin miedo a parecer demasiado atrevida, además a ellos les gusta.

2.-No utilices solo el dedo índice y el pulgar: Una vez que agarres el pene erecto o no lo hagas solo con el dedo índice y pulgar, es mejor que utilices toda la mano, si es cierto que dependiendo del tamaño del pene será más fácil o menos agarrarlo con la mano entera, pero si sus medidas son normales, a él le gustará mucho más que uses toda la mano, ya que el placer es mucho mayor al hacer presión en más zonas de su pene, y después puedes masturbarlo a tu antojo.

3. No a los dientes, pero sí a la lengua: Este punto es bastante obvio, ¿no? ¿Sabes el gesto que haces al extenderte el pintalabios, cuando frotas tus labios y escondes los dientes? Pues si vas a practicarle una felación, coloca los labios más o menos así pero con la boca abierta, con los labios escondiendo los dientes. Tu dentadura no tiene que tocar en ningún momento el pene,ya que es una zona muy sensible y puedes hacerle daño. Partiendo de esto da rienda suelta a tu imaginación y utiliza diferentes técnicas para que disfrute al máximo.

4. No te asustes con su forma: Cuando ves el pene de tu pareja por primera vez, no siempre va a ser como lo imaginas, de hecho, es bastante raro que sea como te imaginas, ya que puede estar circuncidado o no, ser más ancho o más estrecho, medir más o menos centímetros y puede tener algunas diversas y todo esto hace que no haya dos penes iguales, por lo tanto, no te pienses que todos van a tener la clásica forma que tenemos en mente, si su miembro es más pequeño de lo que esperabas, muy curvo o tiene un glande muy grande, por ejemplo, no debes preocuparte, ¡es normal!, pero eso sí con cada forma o tipo de pene hay posturas óptimas que te harán disfrutar igual, solo tienes que conocerlas y descubrirlas.

Por ello también es importante que conozcas las zonas erógenas de ellos ya que de esta forma lograras que llegue al orgasmo, si no las conoces no te preocupes las iremos desglosando y que de esta manera nos solo te concentres en el pene, así que presta atención.

En el caso del hombre también tenemos dos tipos de zonas erógenas, las primarias y las secundarias. En el caso de las zonas erógenas primarias estas son las que inducen o conducen al orgasmo y las secundarias son las que simplemente ayudan a la excitación, Así que empezaremos por las  zonas erógenas primarias.

El pene: El pene es la zona erógena más notable del cuerpo del hombre, siendo el órgano sexual principal del género masculino. En concreto el glande y la parte interior del prepucio son las zonas donde más terminaciones nerviosas se concentran. El frenillo que une el prepucio con el glande también es una zona muy sensible que puede provocar o estimular el orgasmo de forma muy intensa.

La zona perianal:Es la zona que se encuentra por debajo de los testículos, entre el escroto y el ano. Las caricias y la presión suave en la zona pueden prolongar el orgasmo y aumentar la excitación.

La próstata: Está ampliamente demostrado que la estimulación directa de la próstata produce un gran placer y potencia los orgasmos masculinos, tanto en intensidad como en duración y con un masaje prostático podemos llegar a ello. El orgasmo del hombre puede aumentar su intensidad notablemente si mientras se produce se estimula la próstata directamente, aunque muchos hombres son reacios a que se les acerque alguien “por la puerta de atrás”: la estimulación de la próstata debe hacerse desde el recto, a unos 5-8 centímetros del ano.

About The Author

Escort
WhatsApp chat Mándanos WhatsApp